Archivo | Poemas RSS feed for this section

La vida del doctor Azevedo

26 Sep

_les451_7682e6a8

Escribí este poema después de caminar con mi buen amigo por el centro de Rio, visitando librerías de viejo mientras el mundo se cae a pedazos.

 

La vida del Doctor Azevedo

Camino con el doctor Azevedo

Por las calles del centro,

Mientras movemos libros de un lado

a otro,

Sigue leyendo

Oración al Impávido Coloso

20 Abr
13051535_10154027986135396_6267373472504822588_n

Imagen de Oscar Guarín

Oremos:

 

Sálvanos señor

de los salvadores de la patria.

Sálvanos señor

de los hombres de bien,

y sus familias,

y sus banderas.

Sigue leyendo

El fracaso / O fracasso

7 Mar

a_orelha_de_holyfield

El fracaso

 

Hubo una época

en que todo me salía mal

perdí el pelo

y dos dientes.

Mi mujer me engañaba

con mi vecino republicano

Sigue leyendo

Don Quijote y Sancho

29 Sep

Sale-Abstract-oil-painting-oil-on-canvas-font-b-Don-b-font-font-b-Quixote-b                                         A Gael

Cuando juego con mi hijo

Con sus lanzas y escudos

Y sus caballos

imaginarios

Yo también me transformo.

Por instantes me olvido

Del sufrimiento

Y del cuerpo.

Sigue leyendo

La visión

2 Mar

chicametro

Yo también tuve mi visión

Sentado en una banca del metro

Escuchando un disco de Marco Mahler

Mientras veía una chica

Sigue leyendo

Buenos Aires 2008

19 Sep

Mujeres salidas de un anuncio de Dior o Carolina Herrera. Niños negros, o casi negros, pidiendo dinero en la calle. Una puta en Lavalle. Punkeros, emos, metaleros. Viejas elegantes tomando té y comiendo alfajores atrás de inmensos ventanales. Turistas abriendo sus mapas. Iglesias evangélicas, cines, McDonalds. Almacenes de cuero, electrodomésticos, celulares. Los tribunales en paro, la universidad en paro. Librerías de nuevos, librerías de usados. Papelitos amarillos en los teléfonos: señoritas rubias y morochas. Un hombre gordo durmiendo sobre bolsas de basura. Un perro al que le falta una pierna. Vendedores ambulantes, una Harley Davidson. Ambulancias esquivando los autos, muertos en las esquinas, señales de tránsito escondidas bajo un graffitti. Una placa de metal en un viejo edificio: “Por razones de higiene se ruega no escupir en el piso”. Otra: “Habiendo escalera el dueño no se responsabiliza por los accidentes en el ascensor”. Huracán y San Lorenzo en la tele, un bar de River, Aguafuertes porteñas. “Esto es Argentina”, dice el viejo mirando la tele, la cabeza de un lado a otro. “Así que esto es Argentina”, me digo, sin mover la cabeza.

Momentos Kodak

10 Abr

No sé muy bien si estos Momentos Kodak son intentos de prosa poética o de poemas en prosa, aunque presiento que eso no tiene mayor importancia. Sería mejor definirlos como ejercicios, libremente inspirados, en la conjunción de dos mecanismos de escritura: 1) la reducción de la vida entera de un hombre o una mujer a dos o tres escenas y 2) el arte de escribir sin escribir del haikü.

Laura

En medio del parque hay una fuente con la estatua de una mujer. Al fondo una iglesia iluminada por el sol. El parque está lleno de hombres viejos que juegan cartas sobre unas bancas de cemento mientras las palomas vuelan peligrosamente sobre sus cabezas blancas y grises. En su bolso el pasaje de avión. En su cuerpo el vacío. No piensa en nada. Su mirada se concentra en la sonrisa del viejo que súbitamente tira un as de trébol sobre la mesa.

Diego

Es el segundo café y el tercer cigarrillo. El cielo está despejado y la brisa mueve levemente las ramas de los árboles que se ven a través de la ventana. En sus manos una novela, escrita por ella, donde él es el trágico protagonista. Toma otro sorbo de café. Se da cuenta, sólo ahora, que ya no le importa para nada el asunto de la inmortalidad. Sigue leyendo